lunes , julio 16 2018

[ENTREVISTA] Rivero: “No me di cuenta de la verdadera relevancia de mis goles en el Superclásico”

Después de un inicio de año complicado, el delantero uruguayo volvió a la titularidad, anotó cuatro goles en dos encuentros y se transformó en la gran figura del Superclásico. “Me falta mucho por aprender”, afirma.

Por: Maximiliano Cárdenas Valle

El Superclásico ya es pasado para Octavio Rivero. La gran figura del último encuentro contra Universidad de Chile vivió un partido especial luego de marcar los dos goles de Colo Colo en la igualdad contra el archirrival. “Estoy contento por los dos goles, pero estaría mejor si hubiésemos ganado. No pudimos llevarnos el triunfo, pero sirvió para sacar un punto que nos acerca al anhelado campeonato”, cuenta el oriundo de Treinta y Tres, mostrando una clara actitud de que no quedó satisfecho.

El uruguayo, que suma cuatro dianas en dos partidos, sabe que hubiera cambiado la historia del cotejo cuando elevó su tiro en el mano a mano con Johnny Herrera en los últimos minutos, pero el charrúa mira el vaso medio lleno, ya que el empate y sus dos conversiones ayudaron a sumar un valioso punto.

Cuando terminó el encuentro, ¿qué te quedó más en la cabeza? ¿Los dos goles o la jugada final?

“Terminé enojado. En los primeros minutos estuve muy molesto, pero después me tranquilicé, porque me di cuenta que el empate no fue malo por cómo se dio el encuentro. Estuvimos perdiendo en dos ocasiones, pero revertimos la situación. Hay que destacar la rebeldía y las ganas que pusimos”.

Pero ya dejando atrás esa jugada, cuando anotaste el primer gol fue en un momento difícil para Colo Colo. ¿Cómo recuerdas tú gol?

“Veo que ‘Pajarito’ me mira como avisándome que me dará el pase y comencé a correr. La pelota me quedó ahí y decidí pegarle a tres dedos, porque vi cómo Jara retrocedía mucho y no me salía nunca, me funcionó y fue un verdadero golazo”.

En el segundo gol, una gran jugada combinada trajo el empate, pero que tuvo la complicidad del portero.

“Recuerdo que veo cómo el arquero se va corriendo hacia el primer palo y le pegó al segundo. En ese momento perdí el equilibrio, me desestabilice un poco y cuando miré nuevamente el balón ya se había incrustado en el arco. Después lo vi por la TV y me percaté que fue un error de Herrera”.

Hacer un gol en el clásico no es cualquier cosa. ¿Asimilabas lo que habías hecho?

“En ese momento no me di cuenta de la relevancia. Para mí había sido un partido normal, pero al finalizar el encuentro me percaté de la trascendencia del partido, porque hacer un gol en un clásico no es cualquier cosa. Además, los puntos servían para permanecer en la parte alta de la tabla de posiciones”.

Los meses en Colo Colo

La última vez que conversaste con el periódico señalaste que aquí estabas añadiendo más cosas a tu juego desde tu arribo a Macul. ¿Qué es lo que más has aprendido en estos meses?

“Lo que más rescato es aprender a jugar en un equipo grande, eso es algo que a uno se lo pueden contar, pero es distinto a vivirlo. He levantado mi juego y, a su vez, añadido más cosas a mi arsenal. Estoy contento con lo que estoy haciendo, soy joven y me falta mucho por aprender”.

¿Fue la Copa Chile tu mayor alegría desde que estás acá?

“Desde el momento que llegué, mi meta fue lograr algo y obtuvimos la Copa Chile, ahora vamos a ir con todo por alcanzar el título de campeón del Clausura, esperemos que se pueda cerrar un buen año con dos títulos, ojalá así sea”.

Tanta fue la celebración que hasta te teñiste rubio.

“(Ríe) Sí, fue una promesa que había hecho y la cumplí. Matías (Zaldivia) también se comprometió, pero no la cumplió. Todos mis compañeros me hicieron bromas, pero siempre de buena manera”.

Este año, te lesionaste y te enfermaste, ¿cómo fue ese proceso en que no podías estar óptimo físicamente?

“Después de que me mejoré, me lesioné y antes de eso pasó lo del robo de la camioneta. Estos temas son difíciles, porque nadie está preparado para esto: me apuntaron con un arma, me robaron el vehículo, después pasó mi enfermedad, la lesión y esas son muchas cosas juntas en muy poco tiempo. La mayoría de la gente no sabe que antes de Botafogo estuve mucho tiempo con fiebre y jugué igual, terminando en la clínica”.

Hubo un momento en que Esteban Paredes y Andrés Vilches anotaban cada fin de semana. Quizás estabas feliz por el equipo, pero también sabías que la competencia estaba difícil.

“Era normal que por todo lo que me pasó y por el buen nivel de mis compañeros iba a perder terreno en la competencia interna. Andrés (Vilches), el “Tanque” (Esteban Paredes) e Iván (Morales) lo han hecho muy bien cada vez que les tocó jugar y eso mismo nos ha llevado a pelear el torneo. Me pone contento que todos lograron rendir y ayudar al equipo”.

Colo Colo celebra su aniversario 92 el próximo 19 de abril, ¿qué le regalarías al equipo?

“Mi regalo será tratar de ganar el sábado contra Universidad de Concepción y lograr el campeonato”.

Comentarios

comentarios

Revisa también

[RIVAL] Bolívar: Rindiendo en ambos frentes

El bicampeón boliviano quiere avanzar a la siguiente fase de la Copa Conmebol Libertadores y, …